Confieso mi pecado…

Que vacio siento mi interior ausente de ti… que vacia vaga mi alma sin poder compartir ya contigo… sin poder entregarte mi corazón y mi sexo… pues es en el amor que se encuentran todas las bondades del espíritu… y en el arte de amar todos los placeres mundanos… pues dos en uno son alma y cuerpo en esta vida… y en el amar y ser amado es que que se encuentran el principio y el fin últimos, y yo no soy capaz de separarlos… conexión en mente, unión en carne… y no me arrepiento de mi amor confeso, de mi deseo libinidoso… de haber perdido la cordura por haberte amado y deseado tanto al mismo tiempo… por yacer contigo en frenesí para calmar mi fuego interno… y no me arrepiento del sufrimiento de mis largas noches de espera para volver a tenerte a ratos… y no me arrepiento de haberte embrujado, ni de tu embrujamiento por el cual ambos pecamos, por el que los demás se atrevieron a juzgarnos… pero quien tiene el valor de decir que fue prohibido? Pues jamás me sentí tan libre… sí, fui bruja ardiente en llamas… lo confieso… y tú mi mayor pecado… diablo entre mis faldas…

Besos Sensacionales de Allegra

Anuncios