Guerra de Amor de a dos

Me distraes la cabeza a cualquier hora, demasiado, me desvelas en las noches heladas sintiendo tu ausencia, una ausencia que me es extraña, pues aún no sé lo que es dormir en tus brazos acurrucada, aunque lo anhelo con todo el alma, a veces me quedo mirando fija, a la nada, y me imagino tu cara, tu sonrisa, tu mirada, tú viniendo hacia mí para besarme el alma, sí… el alma, porque cuando me besas, me elevas más allá del dulce contacto físico con tus labios, más allá de cualquier orgasmo terrenal, me invade la pasión del cuerpo y la emoción del ser interior cuando me abrazas, cuando rozas tu piel con mi piel, no sé qué voy a hacer… ya no sé vivir sin tenerte cerca, sin pensarte, sin evadirme recreándome y reviviendo cada momento que pasamos juntos, necesito sentir tu aliento en el aire que respiro, yo estaba tranquila, en paz, y has venido irrumpiendo en mi vida con tu inmensa sonrisa que me hace perder la cabeza, con tu mirada serena y profunda de tus ojos marrones oscuros que me intimida, que me enmudece en tu presencia y no sé ni que decir, solo soy capaz de quedarme mirándote embelesada, has venido a trastornar mi mundo interior, a despertar de nuevo mi intensidad, a volver mi vida un caos, pero que caos más hermoso amor, pues has conseguido devolverme a la primera línea de combate, aquí me tienes dispuesta a arriesgarme, a crear estrategia y luchar por lo nuestro, a trabajar en equipo, pues ya no quiero ni puedo con todo sola, has venido a devolverme la luz que me faltaba, a marcarme un nuevo camino, has venido a devolverme el brillo que un día me robaron en otras batallas, y que ahora tú me entregas para que te lo devuelva proyectado, espejo con espejo, dar y recibir, aprendiendo juntos a cada paso que avanzamos, amando, esta vez no se trata de hacer la guerra para ganar, se trata de ir en la misma dirección, el mismo bando, hombro con hombro, para vencer batallas diarias que se conviertan en aventuras para el recuerdo, con el estandarte del amor por delante, guiándonos a bandera alzada, porque esta guerra, esta vez no la pierde nadie…

Besos Sensacionales de Allegra

El Amor Propio: aprende a ser tu mejor amigo y compañero

Ya sé que estamos inmersos de cabeza en la llamada Semana del Amor y Amistad pero en serio… ¿alguien se acordó de la amistad esta semana? porque todo está canalizado hacia el amor en pareja y las flechas que lanza Cúpido, todo gracias a la sociedad consumista en la que vivimos y el marketing tan invasivo y agresivo que nos toca digerir aunque no queramos, porque mires donde mires, todo son corazones, bombones, flores, parejas que parece que viven constantemente en un mundo “happy” donde todo es rojo y rosa… bueno pues yo estoy aquí para decirte que hay muchos tipos de Amor, pero que el más importante no es el de pareja como nos quieren hacer ver sino el amor propio, si sí como oyes… ¡el amor por uno mismo! Tú te has parado a pensar ¿cuál fue, es y será la relación más larga de toda tu vida? ¿Quién te va a acompañar realmente todos los días de tu vida? Si estás pensando en ti mismo ¡has dado en el clavo! Exactamente ¡tú mismo! Y creo que con esto ya te lo he dicho todo pues es una afirmación y una obviedad muy grande… así que ahora que eres consciente de ello aprende a ser tu mejor amigo y quererte hasta el infinito y más allá…

Sigue leyendo “El Amor Propio: aprende a ser tu mejor amigo y compañero”

Historias fugaces de amor que dejan huella para toda la vida. Parte II.

Retomando la historia del post anterior que puedes leer aquí, te sigo contando…

Siguiendo mi  instinto, mi corazón o mi sexto sentido de mujer, como lo quieras llamar, y sin saber muy bien que es lo que hacía porque a día de hoy sigo pensando que se me fue la cabeza… cogí la primera línea de metro de Sol hasta Goya y cuando me disponía a hacer el transbordo a la línea marrón ¡me lo encontré!

Sigue leyendo “Historias fugaces de amor que dejan huella para toda la vida. Parte II.”

Historias fugaces de amor que dejan huella para toda la vida. Parte I.

No sé porque motivo extraño, sin venir a cuento y sin tener un momento explícito que me recordará a él me ha vuelto su recuerdo a la mente…y no me lo puedo quitar de la cabeza, pensando que habrá sido de ese chico tan…no sabría ni cómo definirlo de lo especial y diferente que es en serio, si lo conocieras me entenderías... no sigue ningún prototipo, no puedo ni etiquetarlo ni clasificarlo dentro de una especie de tipos de tíos, solo te puedo decir que es una sorpresa constantemente y nunca sabes por dónde te va a salir…igual por eso me marcó y me volvió loca, pero loca de la cabeza, fue algo tan excitante y tan inexplicable a la vez…

Sigue leyendo “Historias fugaces de amor que dejan huella para toda la vida. Parte I.”

Prejuicios generacionales ¿sexo en la primera cita?

Punto de partida ¿me acuesto o no?

Te pongo en situación: Eres una chica de veinte muchos o treinta y pocos, acabas de conocer a un chico que te encanta, bien sea una noche de fiesta con tus amigas o por redes sociales, tinder o similar, el caso es que llevas un par de semanas hablando por teléfono y whatsapp, tonteando, pinta bien la cosa y os planteáis una primera cita, quedáis a cenar el viernes por la noche, habéis conectado genial, una copa, dos más…te besa, se le va la mano, te empiezas a calentar…y justo en ese momento te das cuenta ¡que te gusta demasiado! Quizás para algo más, no lo sabes aún, pero sí estás segura de que te gustaría volver a verlo después de esa noche… y empieza tu lucha interna, tu maldición, Angélica contra Malévola, ¿me acuesto con él o no? ¡Dios mío que es la primera cita! ¡¿Qué va a pensar?! Igual debería hacerme la dura…porque si me acuesto con él justo hoy va a pensar que lo hago con cualquiera y ya no me va a llamar más, pero es que ¡joder estoy que ardo! ¡No puedo aguantarme las ganas! Tengo que llevármelo de aquí al hotel de la calle de enfrente…y así te tiras un buen rato, luchando contra tu fiera interna, mientras sigues besándote y calentándote, con el tío en cuestión, y finalmente tomas una decisión…

Sigue leyendo “Prejuicios generacionales ¿sexo en la primera cita?”

Amores obsesivos: después solo querrás amar de verdad…

Hace unos días me quedé mirando en redes sociales, una foto de la persona a la que creo que más he amado en mi vida hasta el día de hoy, él realmente nunca ha sabido que lo quise tanto, o igual fue obsesión no lo sé. Nuestra historia fue fugaz, pero intensa, tan intensa que me dejó huella para toda la vida, más que novios fuimos amantes, más que amor hubo pasión, más que amigos fuimos confidentes.

Sigue leyendo “Amores obsesivos: después solo querrás amar de verdad…”

Amor en la distancia: llueve, llueve y llueve…

En estos días y noches lluviosas del otoño que acaba de empezar, no he podido evitar recordar aquella sensación angustiosa que me ahogaba el corazón y el alma por las noches, cuando escuchaba diluviar desde el confort de mi cama, hace dos años en mi apartamento de Bogotá,  porque en Colombia no llueve, diluvia, y a cada gota caída del cielo, le acompañaba otra que derramaban mis ojos.

En unos día me volvía a España, y allí se quedaba él, sin poder hacer nada…¿Qué hacer con tanto amor que albergaba mi corazón? ¿Que haría cuando ya no tuviera frente a frente a mi luz, mi sol? Él iluminaba todo pero aquella historia llena de aventuras se había terminado. Solamente quedaba una salida: volver a encontrarme, buscar mi propia luz dentro de mi y comenzar de nuevo a diez mil kilómetros de distancia.

Sigue leyendo “Amor en la distancia: llueve, llueve y llueve…”

Tinder: ¡Bienvenido al mercadillo de las relaciones humanas online!

Cena de chicas…

Hace unos días tuve reunión de chicas, una cena informal entre semana, después del trabajo, con mis amigas de toda la vida. No es fácil reunirse con tu grupo de amigas cuando estás en la treintena, ya cada una tiene su vida, sus obligaciones diarias, algunas tienen pareja, otras viven libremente su soltería y nunca tienen tiempo porque se enredan en mil actividades o las absorbe el trabajo…

Sigue leyendo “Tinder: ¡Bienvenido al mercadillo de las relaciones humanas online!”